Bio

Leo Minax presenta su disco más reciente, TRINTA, grabado en directo de estudio junto a Borja Barrueta a la batería, Pablo Martín Caminero al contrabajo y Moisés P. Sánchez al piano.  Este álbum devuelve su música a los sonidos y a la estética de sus dos primeros trabajos discográficos, en los que Leo ya insinuaba su singular sentido de la libertad en la interpretación y donde también ya coqueteaba con la improvisación. “Trinta” es un proyecto de canciones, pero más cercano al jazz, en el que la sorpresa, el atrevimiento y el vértigo en el directo son condiciones importantes para generar atmósferas únicas, irrepetibles.

Minax, que ya había contado con la participación de Borja Barrueta y de Pablo Martín Caminero en proyectos anteriores, también incorpora para este nuevo trabajo al gran pianista Moisés P. Sánchez, con el que colabora por primera vez. Junto a Leo, tres artistas con trayectorias contrastadas también como solistas, y que se encuentran entre los más importantes de la escena jazzística en España.

Músico inquieto, brasileño de origen y vecino de Madrid, Minax ha colaborado con grandes artistas a lo largo de su carrera y desarrolla desde hace mucho un lenguaje musical propio en su trabajo de composición e interpretación. Ha sabido extraer y potenciar la fuerza de la música en directo también en sus proyectos discográficos, todos publicados en su sello, AULANALUA RECORDS.

Las composiciones, los discos y el directo de Leo Minax ya han llegado a muchos países, y sus canciones tienen versiones hechas por grandes intérpretes, de distintas nacionalidades y diferentes estilos.

           “… El trío se abre y cierra como una válvula, apretando alrededor de Minax, luego liberándolo de nuevo, pero siempre en apoyo de las canciones. Es un duro equilibrio: encontrar la libertad de la música improvisada y, a la vez, el control calmado requerido por un cantante/compositor. Jazz, pop y música de cámara se reúnen en ese acto de equilibrio delicado.”        (Leo Sidran )

          “… La propuesta estética de Trinta se afirma primero en el proceso orgánico que viene desde las sesiones de grabación, con todos los músicos tocando al mismo tiempo, en directo. Se percibe como en todo el recorrido del disco todos respiran juntos. La intención de uno es percibida y respondida en los gestos de los demás. Hay intercambio, reciprocidad (…). Lo que me llama la atención es que he visto en ese trabajo a alguien que ante todo busca la originalidad”.              (Sergio Santos)